Facebook pq
Economía de Hoy
  • 24 abr 2014
  • Noticia analizada

Jesús Caldera afirma que la reforma laboral destruirá 172.000 empleos adicionales

Caldera presentó en Ferraz el documento "Reforma laboral y crisis: efectos sobre la economía española".

28 marzo 2012

La reforma laboral destruirá 172.000 empleos adicionales a los 635.000 nuevos parados que creará la crisis, y provocará en 2012 una contracción de la economía del 2,2%, 0,5 puntos más que la prevista por el Gobierno.

La reforma laboral aprobada por el Gobierno el pasado mes de febrero, por Decreto Ley con carácter de urgencia y sin ningún tipo de consenso los agentes sociales, va a suponer en el momento actual de recaída de la actividad y el empleo, una destrucción de entre 738.000 y 807.000 empleos solo en 2012, lo que implica una pérdida de entre 103.000 y 172.000 puestos de trabajo adicionales a la previsión oficial, fijada en 635.000 empleos.

Esta es la principal conclusión del documento de análisis político "Reforma laboral y crisis: efectos sobre la economía española", elaborado por el departamento de Economía, Sostenibilidad y Bienestar de la Fundación IDEAS, y que ha sido presentado esta tarde en la sede de Ferraz, por el vicepresidente ejecutivo del laboratorio del PSOE, Jesús Caldera.

El texto desmonta las principales justificaciones que plantea el Ejecutivo de Mariano Rajoy para llevar a cabo la reforma: la necesidad de flexibilizar y abaratar el despido para incentivar así a las empresas a contratar más, y la conveniencia de ajustar a la baja los salarios para elevar la competitividad de la economía española.

Según ha explicado Caldera, en la situación actual, caracterizada por una recaída en el ritmo de recuperación en toda la UE y con España al borde de la recesión, esta transformación radical de las reglas del mercado de trabajo frenará aún más la actividad económica.

Así, a tenor de las investigaciones llevadas a cabo por IDEAS, el impacto macroeconómico de una reforma laboral "procíclica" será dramático en la coyuntura actual, pues "la reducción de salarios y el más que previsible aumento del paro van a deprimir aún más el consumo, lo que tendrá un impacto inmediato sobre el PIB y sobre el déficit público, pues habrá una caída de la recaudación fiscal, en especial por IVA e IRPF, y un aumento del gasto por las prestaciones por desempleo".

Sobre la previsible evolución de los salarios reales, el documento construye dos escenarios de impacto sobre el PIB y el déficit público. Así, solo con una reducción de los salarios del 2% la economía española se contraría también un 2% (la previsión del Gobierno es 1,7%) y perdería 738.000 empleos, 103.000 más de los ya anunciados por parte del ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos. El déficit público se alejaría del objetivo del 5,3% del PIB exigido por la UE al Gobierno y escalaría al 5,5%.

Sin embargo, según ha detallado Caldera, solo con que la caída de los salarios reales sea del 2,5%, España se verá abocada a una contracción del PIB de 2,2%, cinco décimas más que la prevista por el Gobierno, y una destrucción que cuantificamos en 807.000 empleos, 172.000 más que la previsión oficial del Gobierno. En este escenario, el desempleo superará la barrera de los 6 millones a finales de 2012, y el déficit público no será menor del 5,6% del PIB, lo que obligará a un ajuste de 37.901 millones de euros, 3.422 millones adicionales al ajuste ya previsto por el Ejecutivo para alcanzar el objetivo del 5,3% que le exige la UE.

Y si los efectos en la macroeconomía van a ser muy negativos, el documento elaborado por IDEAS detalla que, desde un punto de vista microeconómico, la reforma laboral va a generar en el mercado de trabajo importantes debilidades. Así, según ha indicado Caldera, los recortes que el Gobierno pretende hacer en las inversiones de I+D+i y en las ayudas dirigidas a sectores clave, "unido a un escenario de flexibilización de los despidos, van a impedir que se lleve a cabo el cambio de modelo productivo que necesita España para mejorar su productividad a medio y largo plazo".

Además, según el informe, el cambio en las relaciones laborales, que establece un claro desequilibrio a favor de las empresas, va a generar incertidumbre y disminuir los incentivos de los trabajadores para dedicar tiempo y esfuerzo para adquirir capacitación específica para la empresa y puesto de trabajo que ocupan. Paralelamente, se pierde una oportunidad para mejorar las políticas activas de empleo y, "lo que es muy importante, -apuntó Caldera- la reforma laboral supone un retroceso en los avances alcanzados en términos de conciliación de la vida familiar y laboral", lo que, a juicio de Caldera, "puede tener repercusiones importantes en la tasa de actividad femenina, uno de los factores que contribuyó positivamente al crecimiento de la economía española durante el último ciclo expansivo".


Analistas Invitados

(*) Los comentarios no reflejan la opinión de Economía de Hoy, sino la opinión personal de cada analista

OPINIÓN DE NUESTROS ANALISTAS

José Antonio Almoguera

Lo que dice Jesús Caldera es posible, pues se está ajustando la economía, para poder llegar al fondo y a partir de este momento empezar a crecer. La reforma nos marca un camino que será a medio plazo la salidad necesaria de nuestra economía y especialmente para incrementar el empleo. Esta es la única fórmula posible y no la empleada en alguna comunidad con los ERES y otras medidas de ayudas a dedo, que lo único que se consigue es \"estómagos agradecidos\", pero con un poco recorrido. Parece mentira que el Sr. Jesús Caldera no hable de los beneficios de la reforma y si del paro. Hay que recordar que el Gobierno en el que él ha estado (PSOE) ha llegado a 5 millones de parados, dejándonos un futuro incierto.

Fernando Ramírez Morcillo

Nos gusta conducir y movernos en un gran coche, se nos ha olvidado el transporte colectivo, no hay que ser muy listo para apreciar un buen coche, esa magnifica independencia, esa autonomía, nos gusta ir en un gran coche y más cuando sabemos lo que nos ha costado a todos conseguirlo. Hemos peleado muchos años por movernos en coche y hemos olvidando que era para “movernos”. Un día de repente las cosas cambian y no tenemos para pagar el seguro, para pagar los impuestos, las ruedas, el cambio de aceite, es que es un coche de alta gama que es muy bueno, en momentos de bonanza se puede mantener y en momentos de crisis es caro, por lo que acaba aparcado en la puerta de casa, ni tan siquiera en la cochera, porque tampoco tenemos con que pagarla. A nadie le gusta bajarse de un buen coche y tener que coger el transporte publico, pero bajarse de un buen coche no significa “no moverse” ni “abandonarlo”, significa que lo hemos aparcado hasta que podamos volver a mantenerlo y usarlo. Con reforma laboral y sin reforma laboral se van a destruir puestos de trabajo, bastantes más por desgracia de los que indica el informe, una reforma laboral no significa por muy áspera que sea ni que “no nos movamos” ni “abandonar los derechos conquistados” , que todos debemos movernos en “transporte colectivo buscando el consenso” en lugar de “moverse cada uno con su coche, aunque no lo puedas mantener”, no debemos dejar de mirar esos “derechos aparcados” para tenerlos como una referencia que nos mueva día a día y pensar que cuando vengan mejores tiempos y se ponga de nuevo el coche en marcha habremos creado un modelo que nos permita mantenerlo, porque esto no es solo un perjuicio para los trabajadores, también es para los empresarios, para el estado y la sociedad en su conjunto.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.economiadehoy.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.economiadehoy.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.